Bifocales huidizos

Bifocales huidizos

LA PERSEVERANCIA: Mi peregrinaje para mandarme a hacer los bifocales serviría para escribir una guía de viajes, de tantas veces que visité la óptica. Cuando al fin me entregaron los espejuelos, descubrí que no veía nada, porque cambió mi graduación. Sin embargo, voy a perseverar y volverme a levantar a las seis de la mañana para sacar el turno del oculista.                                                                            Miriam, la tozuda de Buenavista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: