Asuntos legales

“Doctor, entienda que todo ha sido una terrible equivocación. No se puede mantener recluida en una clínica psiquiátrica a una mujer cuya única obsesión es el bienestar familiar dentro de la ley.
   Le explicaré, en mi hogar, una casa de dos cuartos, habitábamos felices: la abuela, papá  y  yo; así cuando conocí a mi media naranja nadie tuvo inconvenientes en que después de casados, él viniera a vivir con nosotros. El problema surgió tras la visita del arquitecto encargado de determinar si el inmueble contaba con suficiente cantidad de metros cuadrados por habitante para legalizar la residencia de mi futuro esposo.
   Según el dictamen técnico, resultó que en mi vivienda solo había capacidad para tres personas. Aquello me provocó un ataque de rabia que me duró una semana, cómo era posible que algo tan aparentemente inocuo como las medidas de una casa pudiera frustrar mi matrimonio.
   La solución se me ocurrió el día en que vi a la abuela subida en una silla quitándole el polvo al retrato del abuelo. ¿Por qué no podía yo proporcionarle un poco de dicha? Fingí tropezar, y un ligero empujoncito a la silla bastó.
   En el velorio estuve a punto de confesarlo cuando una vecina dijo que había que dar gracias al destino por reunir a los viejos en el cielo. Preferí sacrificar mi vanidad y me preocupé porque enterraran a la abuela abrazada al cuadro.
   Al mes, ya celebraba mi boda por todo lo alto, comenzó entonces la que creí, sería la etapa más dichosa de mi existencia. Salí embarazada, nació mi hijo, y otra vez recurrimos al arquitecto, que ya no era arquitecto sino arquitecta porque el otro había cambiado de trabajo.
   La sustituta, después de realizar la medición nos explicó con una sonrisita irónica que el hombre se había equivocado, y en realidad los metros cuadrados de la casa apenas alcanzaban para dos personas y media.
   Por mucho que tratamos de convencerla de que los seres humanos existían enteros y no por pedazos como el pollo de dieta, ella permaneció terca como una mula: dos personas y media, como establecía la ley o los tribunales.
   Como no me dejo vencer tan fácilmente esgrimí el argumento de que dada la corta edad de mi hijo y su escaso tamaño, podía considerarse media persona. La idea puso a meditar a la mujercita, pero al final tuvo que darme la razón.
   Pobre papá, tanto lamentaba la ausencia de la abuela que me vi en la obligación de ayudarle. Le conseguí varios videos con películas de acción y como el televisor se veía tan mal le sugerí que subiera a la azotea a arreglar la antena.
   El entierro fue de primera, los amigos coincidieron en que el viejo había sido muy afortunado de que su mamá lo llevara junto a ella. El inconveniente surgió cuando la chismosa del edificio de al lado se apareció con la policía porque desde su ventana me había visto empujar a papá.
   Lo demás usted lo sabe doctor, me hicieron algunas pruebas y me trajeron para acá sin siquiera medir los metros cuadrados del pabellón.
   Ahora que todo se ha aclarado, le pido ayuda, porque mi hijo seguirá creciendo y necesito estar a su lado para serrucharle las piernitas de forma tal que nuestra familia de dos personas y media pueda ser feliz, eso sí, dentro de la ley”.

Anuncios

2 comentarios to “Asuntos legales”

  1. CARMEN VERSON Says:

    La vida es muy dura alla y aca, la vivienda es un problema internacional, y esa imaginacion no solo es ficcion muchas veces es real. pero muy divertido Mercy pienso que tu cabezita es un tunel que no tiene fin de ideas divertidas, a veces me digo no debe dormir y si duerme debe soñar con ideas para cuentos,
    Te deseo que triunfes en ese camino que estas andando y que te lo reconozcan pero pronto que no sea muy tarde, jajajaj te quiero mucho
    Carmita

    • mercybroma Says:

      Es preferible reirse de los problemas que sufrirlo. Nunca es demasiado tarde para la dicha, y quien sabe, es mejor ser reconocida de mayor, porque se saborea y se le da el justo valor.
      besos
      Mercy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: