EL NEGOCIO DE LAS AVERÍAS

En busca de los regalos de fin de año recorro las tiendas de La Habana Vieja. Hoy es mi día de suerte, me digo al descubrir un mostrador en el que se aglomera el público. Entusiasmada me sumo al tumulto para intentar averiguar cuál es la ganga. Solo tras recibir un codazo, y retorcerle la muñeca a un carterista consigo arribar a la línea de fuego o lo que es igual a la vidriera.
Un curioso cartel aviva la euforia de la molotera: AVERÍAS COMERCIALIZABLES. Boquiabierta y con las neuronas en shock trato de descifrar el sentido del extraño enunciado. El enemigo, personalizado en esta ocasión por una anciana angelical, aprovecha mi desconcierto para empujarme con su enorme jabuco hacia la retaguardia.
¿Averías comercializables?, significará eso que a partir de ahora hay que pagar las roturas en moneda libremente convertible. ¿Se referirá el cartel a los desperfectos de cualquier tipo?, me pregunto. Puede ser que el asunto consista en adquirir baches, teléfonos públicos rotos, tanques de la basura sin ruedas o bancos de parque sin tablillas.
En el mejor de los casos tal vez le saque provecho a mi inodoro rajado, la tubería partida del fregadero, o el escaparate con comején; el problema estriba en encontrar al incauto que aporte la plata para la transacción.
No debe ser tan difícil, lo deduzco por el gentío que batalla por comprar. Así que antes de iniciarme en el negocio observo a los triunfadores que adoloridos, pero sonrientes, exhiben sus mercancías.
El surtido es tan variado como absurdo: despertadores que no despiertan, o mejor dicho que lo mismo se adelantan que se atrasan o no suenan; cazuelas esmaltadas con severas pecas negras, síntoma de los malos tratos a los que han sido sometidas; blusas con el cuello cosido al revés o una manga más larga que la otra.
¿Cuál es el secreto atractivo de las averías?, inquiero curiosa entre el público. Todos me miran como si fuera un bicho raro y responden a coro: ¡Qué están rebajadas!

Anuncios

3 comentarios to “EL NEGOCIO DE LAS AVERÍAS”

  1. CARMEN VERSON Says:

    JAJAJAJ es que las rebajas son las rebajas, da igual el caso es comprar barato y cuando se llegue a casa pero para que sirve esto.
    Es la vida real, como me divierto con tus cuentos que ese Cerebrito siga imaginando cosas para hacernos la vida agradable
    TU ADMIRADORA QUE TE QUIERE MUCHO CARMITA

    • mercybroma Says:

      Carlitos estuviera fascinado con las averias comercializables ja ja ja, asi que avisale y de seguro te manda a darte un saltico aca a La Habana.
      muaa
      mercy

  2. francis ariana Says:

    esto me ayudo a hacer mi tarea gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: