Archivo para febrero, 2013

APRENDICES DE FARAONES

Posted in Humor costumbrista with tags , , , on febrero 1, 2013 by mercybroma
TURI-CONSTRUCTOR-CUBANO

TURI-CONSTRUCTOR-CUBANO

CARICATURAS: JOSÉ LUIS

Al igual que en Egipto podemos visitar las majestuosas tumbas faraónicas, en las calles cubanas proliferan, hoy, casas en construcción o remodelación que semejan a las pirámides en cuanto a sus dimensiones descomunales, aunque a diferencia de aquellos tesoros arquitectónicos patrimonio de la humanidad, las nuestras se distinguen por ser grotescas y de mal gusto.
Sus pretenciosos propietarios serán recordados, sin dudas, pero por tener la cara más dura que La Gran Esfinge y una incultura de semejantes proporciones a la de sus ambiciosos proyectos.

APROVECHADOS-APROVECHADORES

APROVECHADOS-APROVECHADORES

Con el sello de la ostentación se levantan estas mansiones de  muros rematados con almenas y torreones, portadas barrocas recargadas de elementos decorativos, bóvedas abigarradas, exceso de adornos, policromía deslumbrante, pedestales, fachadas ridículas, despilfarro de espacio, profusión de columnas, abundancia de azulejos coloreados, adornos de coronas, escudos y frutas.
Más que una mezcla de estilos se trata de un batido con ingredientes neoclásicos, impresionistas y románticos. El gasto de materiales supera al empleado en erigir la Gran Pirámide de Keops. La variedad es asombrosa: cerámicas vidriadas, mármol, granito, bronce, maderas preciosas, cristalería fina y láminas niqueladas. Sobre la procedencia de estos recursos se cierne una nebulosa o como diría una amiga mía que no tiene pelos en la lengua: “salen del manigüiti al descarete”.

CON DINERO Y MAL GUSTO

CON DINERO Y MAL GUSTO

El diseño de los jardines responde a imaginaciones desbordadas que lo mismo optan por glamorosas fuentes que por intrincadas junglas, sembradas estas últimas, como protección frente a los “a los envidiosos y sus malos ojos”. Complementos indispensables son: las jardineras, bancos y las glorietas. En cuanto a la fauna, lo mismo nos tropezamos con un flamenco que con un cocodrilo.
Muchas son las variantes de estos palacetes que atentan hoy contra la ecología, el medio ambiente y el sentido común:
Tenemos el modelo estadio olímpico con terrenos deportivos y piscina, para mantenerse en forma; el de la muralla china, con paseos y torres; el acuario, con habitaciones-peceras; el arca de Noé, con espacios para las diferentes especies de animales; el fortaleza medieval, a prueba de intrusos, y el colonizador, que se nutre de terrenos aledaños, usurpados a los vecinos colindantes o al Estado.
De seguro, ustedes amigos lectores, tendrán tantos deseos como nosotros, de librarse de esa plaga de alardosos que contaminan y afean el entorno, así que para seguir en la onda faraónica les echaremos la maldición de Tutank-ladrillo: “que les salga un flemón y se les afloje un colmillo”…

¿DÓNDE CONSUMAR EL HECHO?

Posted in Humor costumbrista with tags , , , , on febrero 1, 2013 by mercybroma
LEER ES UN PLACER.

LEER ES UN PLACER.

 

CARICATURAS: LACOSTE Y MARTIRENA

De madre subirse a una guagua a las cinco de la tarde con dos pescados de dieta congelados en la jaba, pensó Julia. Quería llevar a sus nietos a la Feria del Libro y, aunque allí había muchas opciones gastronómicas, se proponía gastar el dinero en obras y no en “pan con algo”. De ahí que cargara con los pescados para que su hija preparara unas croquetas.
Como el ómnibus se tardara, la anciana se dedicó a su deporte favorito: escuchar conversaciones ajenas. Agazapada tras un poste comenzó a espiar a una pareja. Ignorantes del acecho, los jóvenes conversaban animadamente.
-¿Por fin lo compraste? –le preguntaba ella a él.
-Sí, pero no puedo sacarlo aquí porque llamaría demasiado la atención y es que me costó un trabajo conseguirlo.
-Tú siempre con la pena… ¿por fin, en qué quedamos: en tu casa o en la mía?
-Cada uno por su cuenta para poder concentrarnos –respondió el chico.
-Eres tremendo egoísta –terció ella- pues a mi me gustaría invitar a nuestras amistades.
-¿Te has vuelto loca?, lo mejor es gozar a solas, en la camita o en el baño.
Ensimismada en aquella plática que se tornaba cada vez más caliente, Julia movía las orejas como un radar.
-¿Y si vamos para el parque?, allí bajo la ceiba hay tremendo fresquito.
-¿A esta hora?, qué va…-se resistió el muchacho- acuérdate de la otra vez, que unos chiquitos casi me parten la cabeza de un pelotazo.
-Si sigues poniendo pretextos lo vamos a hacer en la guagua –dijo ella.
Tan entretenida estaba Julia con la conversación, que no se dio cuenta que se había aproximado demasiado.
-Abuela échese pa’allá –protestó la muchacha- que me congela la canilla con esa jaba fría.
Antes de que la mujer pudiera responderle, una guagua repleta dobló la curva y se detuvo a dos cuadras. La gente se echó a correr y la pareja también salió disparada. Gracias a su juventud, los muchachos consiguieron subir, justo antes de que arrancara.
El ómnibus siguió de largo y en la parada se quedó la desconsolada Julia: sin guagua y sin chisme. Jamás pudo enterarse de que los enamorados al fin se pusieron de acuerdo. Ambos escogieron el muro del malecón habanero como sitio ideal para consumar el hecho: leer juntos el Palante, que, con tanto esfuerzo, él había conseguido.

¿QUÉ TAL MI COLA?

¿QUÉ TAL MI COLA?