Archivos para BOMBEROS

ALGUNAS PORTADAS DE LA PUBLICACIÓN HUMORÍSTICA CUBANA “PALANTE”

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on enero 19, 2017 by mercybroma

dib-portada-smallfuego-small

portada-campismo-agosto-small

VIVAN LOS BOMBEROS

Posted in Humor costumbrista with tags , , , , , , , , on noviembre 25, 2013 by mercybroma
caricatura

Bombero Olímpico. José Luis.

caricaturas

Con el fuego de la amistad, bomberos y palanteros celebran.

Fotos: Perfecto Romero    Caricaturas: Palanteros

Dicen que el colmo de un bombero es que se le queme la manguera, así que quizás por eso los caricaturistas de Palante se agarraron de la manguera para recrear diversas situaciones humorísticas, en un homenaje muy serio al aniversario 317 de la fundación del primer Cuerpo de Bomberos en la Isla, el 13 de noviembre de 1696.

caricatura

Caricatura de José Luis López.

La sede: la galería del Museo Armería 9 de Abril, situada en la concurrida calle de los Mercaderes e/ Obrapía y Lamparilla, en la llamada milla de oro de la Habana Vieja. Alguien me explicó que lo de milla de oro se debía a la masa de turistas (de veras hay algunos bastante masuítos) que por allí transita.

En la exposición se exhiben 22 obras de la autoría de 12 caricaturistas de diversas generaciones. Ellos son: Francisco Blanco (Blanquito), Mirian Alonso (Míriam), Daisy Chong (Daisy), Antonio Mariño (Ñico), José Luis Palacios (José Luis), Enrique Lacoste (Lacoste), Narciso Martínez (Narciso), Enrique Pérez (Enrique), Luis Matamoros (Lumat), Orlando Alba (Alba), José Jiménez (Jotajota) y Yoemnis Batista (Yoe).

caricatura

Caricatura de Enrique Lacoste.

caricatura

Caricatura de Miriam Alonso Cabrera.

 

caricatura

La chinita Daysi junto a su obra.

fotografia exposicion

Francisco Blanco (Blanquito), autor de la tira ¡Ay, Vecino!

 

caricatura

Caricatura de Narciso Martínez.

La mirada humorística de estos reconocidos dibujantes, con sus diversos estilos y técnicas, motiva la risa y la reflexión, muy lejos del carácter luctuoso o solemne que por lo regular se le confiere a esta fecha.

Y es que los bomberos, héroes anónimos, que arriesgan sus vidas para salvar a las personas y a sus bienes, son seres comunes que ríen y viven situaciones divertidas. Por eso, como palantera, me sentí muy contenta de participar en este singular homenaje en el que la picardía de los dibujos lleva implícita la admiración de nuestro colectivo al arrojo y coraje de este prestigioso Cuerpo.

¡FELICIDADES A LOS BOMBEROS CUBANOS Y A LOS DE TODO EL MUNDO!

Foto humorística

Rescatada y salvada junto a bombero con Palante.

foto

Bomberos, palanteros y Edith Aguado, directora del Museo Armería 9 de abril (a mi izquierda).

 

UN ALTO EN EL CAMINO

Posted in Diario with tags , on noviembre 25, 2013 by mercybroma

Cuando parí este blog, lo hice con la idea de llenarlo de carcajadas, pero la vida es más rica y hoy siento la necesidad de hacer un alto en el camino y mirar al dolor ajeno. Es que con las lluvias de noviembre un gran edificio cercano al mío comenzó a desplomarse. La historia es más antigua, porque realmente hace alrededor de diez años, una noche aciaga del mes de febrero perdió todos sus balcones. En aquel entonces había una fiesta callejera, que afortunadamente se disolvió a medianoche, justo antes del primer derrumbe. Una década sin balcones y sus habitantes, seguían aferrados a él. Cantidad de familias, que a lo cubano, siguieron construyendo barbacoas y palomares… Aunque había sido apuntalado, sucedió lo que era de prever, y si para mí ha sido penoso el compartir el sufrimiento de los vecinos, presenciar cómo han dormido en la calle y como han recogido sus pertenencias en tiempo record, bajo la lluvia y el sereno; no puedo imaginar lo que significa para tantas personas la pérdida de su hogar. Lo admirable: la prontitud de la acción de los bomberos, la solidaridad del barrio que los acogió provisionalmente, la movilización de las fuerzas del territorio para facilitar los camiones destinados a las mudadas, la acogida en los albergues, la serenidad de los damnificados… Lo detestable: la curiosidad malsana de algunos y los saqueadores que en tiempo récord trabajan por llevarse puertas, ventanas, rejas, juegos de baño y hasta el último ladrillo. Han pasado los días y aún sigo maravillándome de cómo ante el peligro, las personas se arriesgaron por sus mascotas. Muchos las llevaron en su incierto viaje. Del árbol de la tragedia, aún se desgajan hojas de bondad…