Archivo para caricaturas cubanas

¿Y CÓMO SABER QUE LLEGÓ DICIEMBRE?

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on diciembre 21, 2017 by mercybroma

Caricaturas: José Luis

Hasta los amarga’os de plantilla sacan su sonrisita el último mes del año. Las familias enloquecen, las calles parecen colmenas, todo el mundo jaba en mano, los comerciantes se ponen las botas y las alcancías exhalan su último aliento.

Cómo uno sabe llegó diciembre, pues muy fácil, basta con estar atento a estas señales:

    La suegra se pone cariñosa

La mamá de tu pareja, enemiga declarada de toda la vida, de repente te cocina tu dulcecito preferido, y lo que es peor de buenas a primera, te abraza y casi te asfixia, como serpiente con su presa (pero, en buena onda, claro está). Su fin oculto, pasarse los días feriados con sus “pichoncitos”. La idea de lo que te espera, te lleva a pensar en un monigote de trapo, de los que queman la víspera del año nuevo, en Ecuador, y hasta acaricias la fosforera que llevas en el bolsillo.

    Tu esposa contrae la fiebre del agua

Aquellas telarañas hermosas que durante meses colgaron apaciblemente sin incomodar a nadie, se convierten en blanco de hostilidades. Al ver a tu esposa con la escafandra de rolos, disfrazada de espantapájaros con un pullover deshilachado y un short desteñido,  amenazándote con la escoba y el balde, te preguntas a dónde se ha ido la trigueña sonriente con la que te casaste. De nada te vale protestar, porque te insultará “que con un haragán en la casa es suficiente”, así que agarras el palo, y te pones a sacar agua. En ese momento ella te recuerda que el 31 hay que echar un cubo de agua por el balcón pa’ la buena suerte.

    Tu hija monta una pataleta por ropa interior rosada

“Pa’, tú vives en otra galaxia, nunca te enteras de nada”, te dice en la cara.  Y después te explica que es moda usar ropa interior color rosa para atraer al amor en el año nuevo. Ahí reparas en que el tiempo ha pasado desde que le llevabas el catre a tu princesita, al círculo infantil. Tendrás que abrir bien los ojos para espantar a los tiñosos que la empiecen a rondar. Aprovechas la oportunidad para darle una charla de educación sexual a tu hija, y después de media hora descubres que no te ha oído ni pío, porque lleva puesto los dichosos audífonos.

   Un primo te pide prestada una maleta

“¿Vas a viajar?”, le preguntas al muchachón que anda como loco en busca de una maleta. “No, primo”, te responde, “es para darle la vuelta a la manzana con ella vacía, en la nochevieja, a ver si me empato con el avión”. Rebuscas arriba del escaparate y encuentras una de madera, de aquellas que se usaban para ir a la escuela al campo. Pero, qué va, él la quiere de las de rueditas, no vaya a ser que en lugar de un gira por al extranjero, le suenen un viaje a la manigua.

  Tu mejor amigo rompe con la novia

Cuando un socio pasa por un mal momento, hay que apoyarlo, no queda de otra. Y más si sufre mal de amores. Por eso sabes que contarás con un comensal más pa’ la comidita de fin de año. Al enterarse de que está invitado a compartir con la familia, el tipo se pone sentimentalón, pero enseguida se anima y te dice se encargará de la “pirotecnia callejera”. Por lo que además de pegar la gorra, tu amigo se convertirá en un peligro con patas, al que tendrás que vigilar de cerca.

   La vecina deja de acosarte con sus quejas

Ya no la molestan los ladridos de tu mascota, y hasta le guarda los huesitos de pollo. La música alta que escucha tu hijo, en lugar de atormentarla como antes, ahora le infunde energías para realizar sus quehaceres. Comienzan las insinuaciones, al estilo de: “¡Vecino, se huele que el puerquito está presente!”. Taimadamente se gana su bistecito y la cervecita, que ya te advirtió que tiene la presión arterial bien controlada.

   El jefe te invita a tomar café en su oficina

Tienes que ponerte duro para que no te convenza, que hace ya cinco años que te toca trabajar el 31. “Es que tú eres mi mano derecha”, te guataquea él. Pero como ya estabas preparado, contraatacas con el pretexto de que tienes pasaje sacado para ir con la familia a Cabaiguán. La estratagema da resultado, el hombre se traga la guayaba, pero ya sabes que el próximo año bajaste de categoría. De mano derecha, pasarás a ser la parte baja de la espalda del departamento.

   El bodeguero se escapa para el Festival de Cine Latinoamericano

Cada vez que vas a comprar los mandados tu viejo bodeguero, cinéfilo de corazón, te cuenta el argumento de las películas que vio el día anterior en el festival. Y con la nostalgia por los clásicos filmes españoles, rememora la tradición de las 12 uvas que se comen en cuenta regresiva, y hasta se pone romanticón al recordar las escenas del beso debajo del muérdago. A ti, que jamás has visto una rama de muérdago, lo que te dan ganas es de estrangularlo, pero como son días de alegría y bienestar, exhibes la mejor de tus sonrisas.

 

Si estas señales no fueran suficientes para enterarte de que ya el año se puso viejo y tú también, piensa en las veces que los chamas te llaman tío, en las que te sorprendes masticando en el aire o en la cantidad de medicinas que tienes que comprar con el tarjetón en la farmacia. Pero olvídate de los achaques y de los contratiempos, que después de 12 meses de trabajo y esfuerzos, bien te mereces la alegría de celebrar con la familia, los amigos y vecinos. Date una tregua, aléjate del celular, baila, diviértete y sobre todo nada de mala cara cuando descubras que en el intercambio de regalos lo que te tocó fue un cojín.

Anuncios

PA’ MIS NIETOS, LA LUNA

Posted in Humor costumbrista with tags , , , , on diciembre 14, 2017 by mercybroma

Ahora, el chama quiere que le ayude con una tarea que le pusieron en la escuela. Justo en el momento en que me iba a jugar dominó con los socios del barrio. Nada, que estoy quema’o, tengo que quedarme para no aguantar la cantaleta de la madre.

Pongo carita de sabelotodo y agarro la libreta para enterarme de qué se trata. La preguntica se las trae: ¿cómo las personas pueden ayudar a enfrentar el cambio climático? El fiñe dice que la maestra puso el ejemplo de que en Cuba cada día hay más calor y llegan más ciclones al país, por culpa del dichoso cambio.

Calor me da a mí, el pensar en los socios dándole agua a las fichas, mientras se toman sus cervezas frías. Y el chama que no se calla, que ahora me lee un artículo que recortó en la revista Bohemia donde hablan de Tarea Vida…que si es el Plan del Estado para enfrentar el cambio climático, que si el responsable de “implementarlo”, tremenda palabrita esa, es el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente…

Alaba’o este niño está fuera de liga. Pa’ quitármelo de arriba le propongo que le pida ayuda a la tía, que tiene computadora y acceso a Internet. Peor que peor, me suena tremenda muela sobre el fraude, que si es tan grave eso de que los adultos le hagan el trabajo a los estudiantes, como llevar un chivo al aula, que si patatín o patatán.

Me pongo colora’o de la furia, y ahí me sale él con que Cuba es un archipiélago y que se producen inundaciones costeras debido a la elevación del mar y al oleaje producidos por los huracanes, que si las generaciones del futuro…

Yo creo que a este niño me lo cambiaron en el hospital el día en que nació, porque a mí qué me importa el futuro… Si desaparece la Tierra, pa’ mis nietos la Luna, que lo importante ahora es que Industriales gane la Serie, o por lo menos que yo pueda escaparme a jugar mi partidita en paz. Pero por lo visto mi hijo no se da por vencido.

Ahora la emprende contra los bañistas que tiran basura y jabitas de nylon en la arena. Que si la contaminación provocada por las laticas de aluminio. De imaginarme una cervecita en una latica bien fría se me hace la boca agua. Agua, dice él, y la coge con quienes derrochan el agua, la electricidad y otros recursos. Que si las ilegalidades al construir a la orilla de las costas.

La madre le trae merienda y aprovecho para ganarme puntos con un discurso de que la arena hay que cuidarla, que los animales no se deben llevar al mar…Ella me retuerce los ojos, a sabiendas de que intento impresionarla, pero por suerte el niño no se da cuenta, tan entretenido está en apuntar las ideas en la libreta.

Para mortificarme, mi esposa propone en tono inocente: mi’jo, vamos a pedirle a papá que nos lleve una semana a la playa de Varadero, y allí hasta podremos poner en práctica todo lo que hemos hablado y hasta regañar a los ladrones de arena, que tanto dañan la naturaleza.

Al fiñe se le iluminan los ojos, y tengo que zafarme con el pretexto de que todo plan tiene sus plazos, y que como él mismo leyó, la Tarea Vida tiene programadas acciones hasta más allá del 2050.

Antes de que madre e hijo puedan reaccionar, me pongo la gorra y me despido explicándoles que me voy con los socios a jugar dominó y a tomar cervezas, pero que prometo echar todas las laticas en el cesto para que no ensucien la arena de ninguna playa.

DE MADRE

Posted in Humor costumbrista with tags , , on junio 1, 2017 by mercybroma

PORTADA DE PALANTE DE MAYO 2017

CAZA PROPINAS A LA VISTA

Posted in Humor costumbrista with tags , , , , on junio 1, 2017 by mercybroma

Por: Mercedes Azcano Torres                        Caricaturas: José Luis

 

Desde hace un tiempito se ha hecho común que tanto al adquirir un producto como al recibir un servicio, nos veamos obligados a incluir en el pago, una propina. Y claro, que no nos referiremos aquí a aquella que define el diccionario como: “Agasajo que sobre el precio convenido y como muestra de satisfacción se da por algún servicio” o “Gratificación pequeña con que se recompensa un servicio eventual”.

Porque cuando nos atienden con esmero y amabilidad, y nosotros los clientes…usuarios…compradores…parroquianos…consumidores deseamos premiar y estimular la eficiencia, con muchísimo gusto damos la consabida propina.

Es la que se gana de manera honrada, laboriosa, y que muchas veces hasta se comparte con el colectivo, o como en el caso del turismo, se destina en parte al sector de la salud.

Pensemos hoy en la propina inmerecida. Cuando la o el empleado, después de maltratarnos a su antojo, se nos para delante tan frescamente a exigir un dinerito extra por considerarlo un derecho. Y si nos resistimos, los expertos saca-propinas adoptan diversas técnicas, algunas de ellas tan vergonzosas como estas:

El compungido camarero, que al cobrar susurra con mucha pena que no tiene pesos sueltos para darnos el cambio. Elegante modo de ponernos entre la espada y la pared, porque ya consumimos, y no nos apetece perder el tiempo en la espera de otro cliente con menudo.

Pululan especímenes como los burro-cobradores que “no saben sacar cuentas” y se confunden con los cobros y pagos. ¡Qué casualidad que casi siempre se equivocan a su favor!

Peor es el que se ofende porque no se conforma con el monto de la propina que le dejamos, y nos fulmina con la mirada, como si de un rayo paralizante se tratara.

Tenemos también la versión empleada-alimaña, que a la hora de entregarnos la cuenta se desprende de su diabólica piel para transformarse en una melosa coquetona con sus “mi cielo” y “mi cariño” dirigidos a ablandarnos el bolsillo.

Es común el cara-de-guagua que tan pronto agarra un billete grande nos da la espalda. A veces hasta finge una actividad inusitada a la espera de que nos olvidemos del vuelto.

Otra forma muy usual de “tumbarnos la propina” es cuando algún bribonzuelo del agromercado agrega un tomate o una malanga a la mercancía que ya tenemos en la pesa, para “completar la libra” y así redondear el precio.

Abundan los personajes que apelan a las emociones, al contarnos tragedias que conmoverían hasta al más insensible. En el momento de pagar, nos ablandamos y sin dudarlo un segundo aflojamos una propina, de la que nos arrepentiremos por el resto del mes.

Otros expertos en la materia nos manipulan de manera solapada, aprovechándose de una situación delicada como puede ser una cena romántica por el Día de los Enamorados. Es una ocasión especial en la que están en juego la ilusión del ser amado y la propia autoestima. El resultado: un jugoso extra para los pillos.

Hasta aquí el modus operandi de muchos timadores, pero seguro que ustedes conocen de otras variantes tan efectivas como nefastas. Para enfrentar a estos tramposos caza propinas solo hay una estrategia: abrir los ojos y cerrar el bolsillo.

¿DÓNDE CONSUMAR EL HECHO?

Posted in Humor costumbrista with tags , , , , on febrero 1, 2013 by mercybroma
LEER ES UN PLACER.

LEER ES UN PLACER.

 

CARICATURAS: LACOSTE Y MARTIRENA

De madre subirse a una guagua a las cinco de la tarde con dos pescados de dieta congelados en la jaba, pensó Julia. Quería llevar a sus nietos a la Feria del Libro y, aunque allí había muchas opciones gastronómicas, se proponía gastar el dinero en obras y no en “pan con algo”. De ahí que cargara con los pescados para que su hija preparara unas croquetas.
Como el ómnibus se tardara, la anciana se dedicó a su deporte favorito: escuchar conversaciones ajenas. Agazapada tras un poste comenzó a espiar a una pareja. Ignorantes del acecho, los jóvenes conversaban animadamente.
-¿Por fin lo compraste? –le preguntaba ella a él.
-Sí, pero no puedo sacarlo aquí porque llamaría demasiado la atención y es que me costó un trabajo conseguirlo.
-Tú siempre con la pena… ¿por fin, en qué quedamos: en tu casa o en la mía?
-Cada uno por su cuenta para poder concentrarnos –respondió el chico.
-Eres tremendo egoísta –terció ella- pues a mi me gustaría invitar a nuestras amistades.
-¿Te has vuelto loca?, lo mejor es gozar a solas, en la camita o en el baño.
Ensimismada en aquella plática que se tornaba cada vez más caliente, Julia movía las orejas como un radar.
-¿Y si vamos para el parque?, allí bajo la ceiba hay tremendo fresquito.
-¿A esta hora?, qué va…-se resistió el muchacho- acuérdate de la otra vez, que unos chiquitos casi me parten la cabeza de un pelotazo.
-Si sigues poniendo pretextos lo vamos a hacer en la guagua –dijo ella.
Tan entretenida estaba Julia con la conversación, que no se dio cuenta que se había aproximado demasiado.
-Abuela échese pa’allá –protestó la muchacha- que me congela la canilla con esa jaba fría.
Antes de que la mujer pudiera responderle, una guagua repleta dobló la curva y se detuvo a dos cuadras. La gente se echó a correr y la pareja también salió disparada. Gracias a su juventud, los muchachos consiguieron subir, justo antes de que arrancara.
El ómnibus siguió de largo y en la parada se quedó la desconsolada Julia: sin guagua y sin chisme. Jamás pudo enterarse de que los enamorados al fin se pusieron de acuerdo. Ambos escogieron el muro del malecón habanero como sitio ideal para consumar el hecho: leer juntos el Palante, que, con tanto esfuerzo, él había conseguido.

¿QUÉ TAL MI COLA?

¿QUÉ TAL MI COLA?

A TIRO DE HUMOR CUBANO

Posted in Información with tags , , , , , , on octubre 31, 2012 by mercybroma

CARICATURA DE LA AUTORÍA DE ENRIQUE LACOSTE

Texto: Mercy Azcano                                    Foto: Perfecto Romero

Curiosa y singular resulta la exposición colectiva de los caricaturistas del periódico humorístico Palante para quienes hoy pasean por la calle Mercaderes, en La Habana Vieja. Y es que contrasta el mensaje de paz de esta muestra titulada “A tiro de humor” con la sede escogida para la ocasión: el Museo Armería 9 de abril.

    En homenaje al 51 aniversario de la publicación (fundada el 16 de octubre de 1961) y a las jornadas por la Cultura Cubana, se exhiben hoy las más de treinta obras de la autoría de 17 caricaturistas. Entre ellos sobresalen reconocidos dibujantes como Francisco Blanco (Blanquito), Mirian Alonso (Míriam), Daisy Chong, Antonio Mariño (Ñico), José Luis Palacios (José Luis), Enrique Lacoste (Lacoste), Narciso Martínez (Narciso) Manuel Gómez (Sampayo) y Enrique Pérez (Enrique).

   También se incluyen dibujos de Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cinco compatriotas presos injustamente en cárceles norteamericanas, ganador en la década del ochenta del concurso “Chispa Joven” (auspiciado por la publicación), y que aún hoy, continúa colaborando en las páginas de Palante.

    En la muestra están representados diversos géneros como: caricatura personal, humor blanco, negro, erótico, ecológico y sátira política, entre otros, así que si quiere reírse un rato con lo mejor del humor palantero le invitamos a visitar el Museo Armería 9 de Abril, sito en  Mercaderes 157 e/ Obra Pía y Lamparilla, La Habana Vieja (abierto de martes a sábado de 9.00am. a 5.00pm y los lunes de 1.00pm. a 5.00pm.).

 

CARICATURAS CON MELAO EN EL CERRO

Posted in Uncategorized with tags , , , , on marzo 29, 2012 by mercybroma

ImagenFotos: Perfecto Romero
Una invasión de azúcar y talento llegó a la galería Teodoro Ramos con la exposición de caricaturas de los artistas de Melaíto, suplemento humorístico del periódico Vanguardia de Villa Clara.
Obras de Pedro Méndez, el director del equipo y de otros miembros del team, entre ellos: Roland, Javier, Martirena y Linares, nos han divertido al punto de que “si el Cerro tiene la llave” a Melaíto hay que hacerle una copia.
Para todos ellos, cubanos de pura cepa, la felicitación de Humor de camino y aquí van algunas obras…

Imagen

Imagen

Imagen